Lengua y dialecto

languageUn concepto que separa a muchos, y suele ser un problema para los lingüistas, es la diferencia entre lengua y dialecto. Aún hoy día, en muchos medios e incluso, instrumentos oficiales, como encuestas para realizar censos están plagadas de términos que pueden resultar ofensivos y/o discriminatorios.

El término dialecto refiere a las variedades regionales de una lengua, sean inteligibles, se entiendan entre sí, o no. El portugués es una lengua con al menos dos dialectos conocidos, el de Portugal, y el de Brasil. El chino tiene una gran cantidad de dialectos que, en la mayor parte de los casos no se entienden entre sí. Todas las lenguas son dialectos, y todos los dialectos lo son, de una lengua.

Sin embargo, el uso de “dialecto” como sinónimo de lengua indígena es una forma de menospreciar estas lenguas y sus pueblos, pues violentan sus derechos básicos al implicar que “no son lenguas” o “no llegan a lenguas,” así como propagan desinformación sobre ellas, como menciona el artículo 1º, fracción III, primer párrafo de la Ley Federal para Prevenir y Eliminar la Discriminación: “[…] obstaculizar, restringir, impedir, menoscabar o anular el reconocimiento, goce o ejercicio de los derechos humanos y libertades, cuando se base en uno o más de los siguientes motivos: el origen étnico o nacional, el color de la piel, la cultura, el sexo, el género, la edad, las discapacidades, la condición social, económica […]” se trata de una forma de discriminación; de acuerdo con este artículo, además, la discriminación puede ser el resultado de una acción que se tome con la intención de discriminar o no.

Por tanto, aún cuando el término “dialecto” para hablar de lenguas indígenas no haya sido colocado intencionalmente para discriminar, aún puede considerársele como tal. Otro término para las lenguas es “idiomas,” sin embargo, este término está casi siempre restringido para lenguas de “prestigio” como el inglés, el alemán, el francés, entre otras, especialmente cuando se habla de enseñanza para adultos, es decir, como lenguas extranjeras. Posiblemente faltarán muchos años para lograr una verdadera igualdad lingüística, aún en medios oficiales, aunque sea sólo por escrito.