Educación bilingüe en México

education-picLa educación bilingüe en México, cuando no se trata de los idiomas como el inglés, francés o alemán, suele ser un gran mito. Existe un gran número de escuelas bilingües o trilingües, sin embargo esto ocurre, prácticamente en todos los casos, con lenguas que prometen a las personas la posibilidad de comunicarse al realizar viajes por el mundo o conseguir un empleo mejor, es decir, es la clase de educación a las que las personas de alto poder adquisitivo acceden.

La tecnología permite la proliferación de cursos, tanto gratuitos como de paga, en Internet de diversas lenguas. Sin embargo, la situación es similar. Salvo por contados casos de las lenguas mexicanas más conocidas como el maya yucateco, el náhuatl y el zapoteco (estos últimos muchas veces sin especificar la variedad), generalmente los cursos son en lenguas llamadas del primer mundo, nuevamente aprendidas más por una utilidad práctica que por simple curiosidad, pues el aprendizaje de las lenguas es algo que requiere tiempo y dedicación.

La mayor parte de las escuelas bilingües en comunidades indígenas en México enseñan en español y en una lengua indígena. Sin embargo, la mayoría de los hablantes no necesitan que se les enseñe en español, pues el español está presente en muchos otros medios, especialmente en los medio de comunicación. Mientras, es mejor enseñarles en su lengua, pues es la que necesita ser reforzada.

Muchos hablantes de lenguas indígenas sólo la hablan con sus familias u otros hablantes de su etnia, pero suelen hablar español en muchos otras instancias. Es bien conocido que pocos profesionales como médicos o abogados conocen las lenguas indígenas del país, por lo que suele recurrirse a intérpretes y confiar en ellos.

Últimamente, sin embargo, se han hecho grandes esfuerzos por llevar radio, televisión y/o subtítulos en lenguas indígenas, así como algunos documentos legales importantes para cualquier ciudadano mexicano. Aunque es un modesto inicio, se espera que la tendencia continúe hasta abarcar más aspectos de la vida diaria de las personas, pues cuando se habla la lengua en un sólo lugar, como lo es en casa, existe una gran posibilidad de perderla.